sábado, 14 de junio de 2014

Pintamos con café.

Hoy hemos decidido pintar con café...


En nuestro constante afán de querer probar nuevas texturas, experimentar con los colores, los sabores y en este caso los aromas, que mejor idea que remojar los pinceles en café y dibujar sobre papel lo que nos salga del corazón...






Necesitaremos un recipiente en el cual serviremos el café, unos pinceles y hojas...






A nuestros peques les ha encantado la experiencia, les hizo muchísima gracia al principio y luego se dieron cuenta de que realmente es posible pintar y que el resultado es similar a las acuarelas.




Podemos añadir colorante alimentario pero en nuestro caso, hemos preferido conservar el color natural del café, el resultado de los dibujos es asombroso, en unos tonos tostados muy bonitos y el aroma que desprende la hoja perdurará a través del tiempo...


Os animáis a probar??? 

Ya no hay excusas si te has quedado sin pintura, todo vale para probar o salir del paso...

podemos incluso pintar con té....



2 comentarios:

  1. Que curioso, nunca se me había ocurrido, lo probaremos en casa.
    Saludos

    ResponderEliminar

Cuéntanos qué te parece, nos interesa tu opinión.